pondelok, 17 januára, 2022

DETI, ŠPANIELČINA, UČÍME (sa) JAZYKY

Dos fábulas de Esopo

 

(Esopo fue un fabulista de la Antigua Grecia que era muy famoso.)

 

El parto de los montes

 

Un día los montes comenzaron a temblar y lamentarse. Todos los lugareños se asustaron muchísimo al ver a estos montes siempre tan serenos y bonitos, en una actitud tan extraña.

Los montes parecían contraerse y lamentarse. Y así la gente que vivían en los alrededores, atemorizadas, fueron viendo durante todo el día cómo los montes se quejaban y temblaban, cada vez más fuerte.

Al anochecer se produjo un estruendo tremendo, los montes se abrieron, y de la grieta salió un pequeño ratón.

 

¿La moraleja de la fábula?

La moraleja recuerda el refrán popular “Mucho ruido y pocas nueces”, es decir aquellos acontecimientos que se anuncian como algo mucho más grande o importante de lo que realmente terminan siendo.

 

La gallina de los huevos de oro

 

Un granjero y su esposa compraron una gallina gorda en el mercado del pueblo y la dejaron en el gallinero, junto con las demás gallinas.

Al día siguiente, cuando fueron al gallinero a recoger los huevos, no salían de su asombro al ver que la gallina gorda había puesto ¡un huevo de oro!

La escena se repitió por varios días. El granjero y su esposa iban al gallinero a recoger los huevos, y la gallina gorda había puesto un huevo de oro.

La pareja entonces ideó un plan. Pensaron que si mataban a la gallina y le abrían la barriga, iban a poder sacar todos los huevos de oro juntos, sin tener que esperar a que pusiera uno por día.

Pero se llevaron la peor sorpresas de sus vidas cuando abrieron la panza de la pobre gallina y la encontraron vacía.

El granjero y su esposa se arrepintieron por el resto de sus vidas por haber matado a la gallina de los huevos de oro.

 

¿La moraleja de la fábula?

La avidez nos puede llevar a perder lo que tenemos.

 

Los colores secretos

Hra Najrýchlejšia modelka